Decepcionados - Reflexiones de la Vida y Pensamientos Abstractos
Bazar de deseos que aún no han sido anhelados por nadie.
Registrarse 0 Items
Los miro desde atrás, juzgo sus prisas, sus motivos, su frialdad. Hasta llego a odiar sus aspiraciones, esas luchas desenfrenadas por el éxito que no hacen más que socavar la humanidad de la sociedad.
Los miro desde atrás, corretean para llegar al metro, al trabajo, al dinero, a la tumba. A veces amplían la perspectiva, y entonces llegan los llantos, la desesperación. Pero es demasiado tarde ya, el tiempo apremia, el metro parte, el dinero escasea, y la tumba ansía ser complacida.
Y yo, los miro desde atrás. Apartado, escondido en un rincón del andén, tras una pantalla en un despacho tristemente iluminado, mientras escalo una falsa cima de ilusiones empapeladas de caras verdes A veces creo que es mejor mirar para otro lado, perseguir mis propios vicios. Olvidarlos y olvidar otra vida posible.
Y siento una presencia en la nuca, la mirada de unos ojos escondidos, perturbadores, decepcionados. Nadie escapa de ellos.